Jugar a escribir y escribir para disfrutar

Introducción
Presentamos aquí unos juegos literarios inspirados por Gianni Rodari y su extraordinaria Gramática de la fantasía (1), la que para muchos especialistas puede considerarse la biblia de la animación a la lectura, aunque para nosotros sería más bien un inagotable pozo de creatividad y fantasía, que ayudará a los niños a sentirse poetas y narradores.
La piedra en el estanque
Rodari parte de la idea de que «una palabra lanzada al azar en la mente produce ondas superficiales y profundas», provoca asociaciones, recuerdos, fantasías... Se trata, por tanto, de proponer a los niños una palabra y trabajar con los contenidos que les sugieran. Él elige la palabra «roca», palabra que podría trabajarse así:

  1. Ver las asociaciones mentales que les sugiere. Narrar alguna historia o sensaciones que les produzca.
  2. Afinidad de sonidos con otras palabras que empiezan por ro: rodilla, ropero...; que acaban en oca: toca, carioca, oca, loca...
  3. Afinidades semánticas: piedra, mármol, ladrillo, peña, adoquinas, lápiz.
  4. Trabajar con acrósticos:
RRaptan Reposan
Oorangutanes olvidadas
Ccinco cincuenta
Aargentinos arpas


  1. Contar diferentes usos que pueda tener una roca.
  2. Una vez trabajadas estas posibilidades, pueden surgir buenos textos, ya que su imaginación ha sido estimulada.
  3. Se elige una palabra inicial que sea bonita, sugerente.
  4. Se escribe en el centro de un folio.
  5. Alrededor de esa palabra se escriben otras: sinónimos, antónimos, derivadas, etc.
Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario